Blog

Blog

                                                            9.04.2020.- Recorte histórico para estabilizar los precios de un 23% de la producción mundial, a pesar de esto parece resultar insuficiente según agencias especializadas que estiman debería ser entre un 50-100% más para evitar que los tanque de depósito rebosen en mayo y estabilizar los mercados con el fin de preparar el terreno para la recuperación económicas una vez que haya sido controlada la pandemia. Así es, el  jueves por la noche los catorce países de la OPEP (Arabia Saudí, Kuwait, Irán, Irak, Venezuela, Argelia, Angola, Ecuador, Libia, Nigeria, Catar, Gabón, Indonesia y Emiratos Árabes Unidos) junto a otros diez países  (Argentina, Colombia, Ecuador, Egipto, Indonesia, Noruega, Trinidad y Tobago, EEUU, Rusia y México) acordaron rebajar su producción total de petróleo crudo en 10 millones de barriles diarios (del 1 de mayo al 30 de junio 2020),  8 millones de barriles diarios (del 1 de julio de 2020 al 31 de diciembre de 2020), y de 6 millones durante un período de 16 meses, del 1 de enero de 2021 al 30 de abril de 2022. La base para el cálculo de los ajustes es la producción de petróleo de octubre de 2018, a excepción del Reino de Arabia Saudita y la Federación de Rusia, ambos con el mismo nivel de referencia de 11 millones barriles. El acuerdo será válido hasta el 30 de abril de 2022, sin embargo, la extensión de este acuerdo será revisada durante diciembre de 2021. México, en desacuerdo se había levantado de la mesa de negociación, pero fue Trump quien el viernes salió al paso diciendo que «Estados Unidos se compromete a reducir adicionalmente 250.000 (barriles diarios) más, para compensar a México y así este país solo tenga que reducir su producción en 100.000 barriles, de los 350.000 iniciales.

El Fondo Público de Inversión de Arabia Saudí, el fondo soberano del país, ha aprovechado para invertir en torno a 1.000 millones de dólares (920 millones de euros) en cuatro de las principales petroleras europeas, la noruega Equinor, la angloholandesa Royal Dutch Shell, la francesa Total y la italiana Eni, aprovechando que su cotización ha descendido en las últimas semanas como consecuencia del impacto del coronavirus Covid-19 y la caída de los precios del petróleo. Repsol estaba también en el punto de mira, pero las últimas medidas del Gobierno que prohíbe la adquisición de hasta un 10% de compañías que operan en sectores estratégicos por parte de inversores extracomunitarios a empresas estratégicas lo ha impedido.

 
 
 
 
 
 

La Nueva Bolsa

27/03/2020.- Mucho interés comprador, pero al mismo tiempo sentimiento negativo. Una crisis tan nueva que hay que mirar el día a día, y donde resulta difícil predecir, no se puede saber que van a hacer las Bolsas al día siguiente…En fin, ante esta situación el Bono alemán y despues de las intervenciones del BCE es a donde va el dinero. El petroleo cayendo e intentando perforar los 20$, la balanza entre la oferta y la demanda caida brutal por la crisis que hay , si se paran las fabricas y se para la actividad, no se demanda petróleo logicamente y por parte de la oferta con la lucha que hay entre Rusia y Arabia Saudí

EL DATO DE EMPLEO EN EEUU OBLIGA REVISAR PREVISIONES

Julio 5 2019.- Datos de empleo en EEUU demasiado buenos que acaban de publicarse y el enigma esta servido. Las famosas encuestas que tanto gustan de consultar solamente se habría reducido de un 78% a un 71% la probabilidad que estaba dando el Mercado a que hubiese ese recorte señalan que todavía el escenario central contempla una bajada de un cuarto de punto los tipos de intrés el próximo 31 de julio siendo uno de los parámetros de política monetaria los datos de empleo.
Nos tendríamos que preguntar por qué podrían darse nuevos máximos en las Bolsas, si el hecho de que se este barajando un recorte de los tipos de interés significa que las autoridades monetarias estan viendo algunos riesgos en el horizonte que les hacen pensar que deberán estimular la economía y esto no es algo para celebrar y sobre todo no para que las Bolsas esten en esos niveles máximos. Próxima publicación de Resultados Empresariales ayudarán a despejar el tándem precio-valor.

RENOVARSE O ASUMIR PÉRDIDAS

Cuando se trabaja en los Mercados Financieros uno se da cuenta de lo complicado que resulta este mundo y por ello nunca dejará de sorprenderme como muchos ahorradores invierten su dinero con inusitada alegría, sin criterio, ni estrategia, ni tan siquiera con unos mínimos conocimientos, pero con un componente emocional muy fuerte y poco aconsejable.        

Los tiempos cambian, ya han quedado atrás aquellos Depósitos a Plazo Fijo donde al final se recuperaba el capital más el interés, ahora el pequeño inversor debe saber que aunque su perfil sea conservador,  siempre deberá asumir un cierto riesgo, por eso resulta tan necesario adquirir buenas dosis de cultura financiera sin tener en cuenta  “los cantos de sirena” que se producen de amigos o allegados. Obviamente esto exige un esfuerzo, mayor dedicación, tiempo, incluso tecnología y recursos para hacerlo mejor que el conjunto del Mercado y sería recomendable buscar un buen profesional que nos lo lleve, pero recordando aquella frase proverbial de “El ojo del amo engorda al caballo”.  Cuidado, no necesariamente se encontraría en  la banca comercial, aunque sea lo mas habitual, estos por su dependencia a cumplir objetivos no son del todo recomendables;  también podría ser un gestor de fondos con una filosofía de inversión en el largo plazo más diversificado en función del perfil que cada uno tenga y al que delegamos esa necesidad de estar encima del mercado día a día y seleccione que fuentes de información son las más adecuadas y que estará pendiente de los cambios que en cada momento se puedan producir.

Otra alternativa que al final resulta más barata y “sana”, es tomar esa cartera de valores e invertir en el largo plazo, sin estar preocupado de las fluctuaciones que se pueden producir, sería algo así como cuando al comprar su casa, uno no se esta en todo momento pendientes de su cotización diaria. En  Principio cuando tomamos una decisión racional de inversión y en particular en Bolsa es que cuando la bolsa cae se debe comprar y cuando la bolsa sube ir cerrando posiciones y no al revés como comúnmente hacen la mayoría de los mortales. En las finanzas el comportamiento de algunos factores como un inicio subida de tipos de interés, un  inicio de ventas de activos en los  bancos centrales, o una posible ralentización del ciclo económico afectan a estas cuestiones. Nunca deberíamos fijarnos en los precios a los que hemos compramos las cosas sino más bien en el potencial que le demos a esas inversiones como si hubiéramos entrado hoy.