DIEZ MANDAMIENTOS DE LA BOLSA

Y tanto que es tu amiga…! Entrar en un valor en tendencia es dejarse llevar en «volandas», por un movimiento que sigue alcista, la dificultad siempre estará en escoger el momento de entrada «timing».

Necesaria para  tratar de entender los movimientos del Mercado y así tener argumentos mas fiables para tomar decisiones.

Se necesita «grandes dosis» para no tomar decisiones precipitadas que probablemente nos indujeran al error.

Importante tener un asesor a quien poder contarle nuestro patrimonio y que analizará nuestro perfil para darnos ideas de inversión, aunque siempre la toma de decisiones deberá recaer en nosotros.

Vale lo dicho con anterioridad, no tener prisa por abrir o cerrar una posición. Estar con la «escopeta cargada» esta bien, pero «disparar» solo cuando se pongan a tiro.

Nadie sensato conduciría un vehiculo sin seguro, pues eso… es el seguro para controlar que las pérdidas no vayan a mas y comprobar lo saludable que resulta reconocer que nos hemos equivocado. Tiene el riesgo de que con cierta frecuencia se producen barrida de stops, pero aún así son necesarios. Si se esta pendiente del Mercado, se podría meter manualmente con un 4% de margen.

Buscando el simil del pescador…cuantas veces uno madruga para ir a pescar, se pasa todo el día con la caña y vuelve sin nada…??

Si se tiene buena estrategia, se puede fallar en alguna operación pero la perseverancia dará sus frutos.

Sin disciplina es muy difícil acertar con las finanzas. Lo mas probable es que a un error le sumes otro y otro…

Uno de nuestros mayores egos, es el sentimiento de superioridad frente a los demás con nuestra cartera de valores y que provoca constantes e innecesarios errores difíciles de reconocer. Por contra los aciertos provoca una excesiva euforia que nos hace ser poco receptivos a otras opiniones expertas.

Aunque aparentemente parece que no hacemos nada…Estar pendiente y tener controladas nuestras finanzas aumenta la rentabilidad.

Alguien avezado habrá podido comprobar que «Diez Mandamientos de la Bolsa», no aparecen diez, ni tan siquiera doce como podriamos pensar porque alguno ya esta repetido para reforzar su importancia. En verdad son realmente nueve, si bien el décimo se puede extraer de estas lineas y es que no debemos ser confiados y realizar siempre las comprobaciones que fueran necesarias.